Arquitectura

EXPERIMENTA 93 - Editorial Experimenta

EXPERIMENTA 93 - Editorial Experimenta

$3.870

Ingrese aquí su código postal para calcular su costo de envío:

“Vivir en tierra extraña es duro para cualquiera. No es fácil mantener los hábitos y las costumbres propias del país de origen, sobre todo, cuando adaptarse a la sociedad de acogida es una condición necesaria para sobrevivir”.
Eugenio Vega. En tierra extraña (y tiempo de incertidumbre)

Desde hace algún tiempo, la idea de vivir y trabajar en otro país ha ido creciendo progresivamente en un gran número de profesionales. Algo que sucede cada vez con mayor frecuencia, particularmente, con los profesionales del diseño, la creatividad y la comunicación.

¿Cuáles son las razones de esta emigración voluntaria? Múltiples y de muy variado matiz: desde la búsqueda de condiciones económicas más satisfactorias, pasando por el interés por desarrollarse profesionalmente en un contexto diferente, o por el afán de incorporar otros tipos de conocimientos y metodologías, hasta -simplemente- llevar adelante una experiencia inmersiva en nuevas culturas, mercados y sociedades.

Esta decisión asumida por un gran número de profesionales, es también un marco de referencia para hacernos una serie de preguntas que nos pueden ayudar a entender mejor esta realidad y cómo el diseño se adapta / transforma / cambia de acuerdo a cada circunstancia. ¿Es realmente el diseño una disciplina universal? ¿Se entiende igual el diseño, la ilustración, la creatividad , la publicidad, en cualquier sitio? ¿Cuáles son los desafíos profesionales a los que se enfrenta un diseñador expatriado?

Para responder a todos estos interrogantes, hemos convocado para este número de nuestra revista a muchos colegas de distintas partes del mundo que han decidido continuar el camino de su propia vida en una tierra diferente de la que los vio nacer.

En esta edición, más de 25 profesionales del diseño, la creatividad y la comunicación que viven y trabajan como expatriados, fueron convocados por Felipe Taborda y Marcelo Ghio para que compartan con los lectores su experiencia de vivir y trabajar fuera de su país. Algunos de ellos son: Adolfo Lucero, Chaz Maviyane-Davies, Edel Rodríguez, Esteban Salgado, Eugenia Mello, Fidel Sclavo, Fran Mendez, Gustavo Stecher, Hugo Kovadloff, Jorge Alderete, Masha Gerasimchuk-Djordjevic, Mehdi Saeedi, Ralph Bauer, Rejane Dal Bello y Tarek Atrissi.

Desde Alemania, Luján Cambariere nos trae la visión de Carolina Giovagnoli, Facundo Gutiérrez, Luján Cordaro, Guido Álvarez Tolosa -Ruloi-, Florencia Young y Marula Di Como, latinoamericanos de origen que, con gran ilusión, se han integrado a una cultura muy diferente a la propia.

Manuel Bañó nos propone una serie de consejos para expatriados en su artículo “El mapa no es el territorio” basado en su experiencia en el continente africano.

Felipe Taborda nos presenta el fantástico trabajo del estudio mexicano La Fe Ciega, liderado por el matrimonio -en la vida y la profesión- conformado por Yolanda Garibay y Domingo Noé Martínez Ramírez. En nuestra sección ZUM mostramos lo más destacado del diseño ucraniano que sigue adelante pese a las complejas circunstancias actuales.

Como en cada número de Experimenta, Eugenio Vega nos invita a reflexionar con su artículo “En tierra extraña (y en tiempo de incertidumbre)”, y nos trae la entrevista que Louis Paradise le realizó a April Greiman sobre su experiencia de vivir y trabajar en Basilea. Además, Rodrigo Martínez Rodríguez nos propone una mirada sobre la universalidad del diseño, y Angélica Barco lo complementa preguntándose ¿es el diseño realmente una disciplina universal?.

Por supuesto, como es habitual, mucho más sobre arquitectura, interiorismo, digital, diseño gráfico, diseño de producto e industrial.

Esta edición de Experimenta está dedicada a todos aquellos que, por la razón que fuere, han decidido coger las maletas y lanzarse a la aventura. Aquellos que guardan el corazón en un puño y las lágrimas de despedida en el bolsillo, que esperan la mejor hora del día para hablar y encontrarse a la distancia con sus afectos en tierras lejanas. Para aquellas y aquellos que emprendieron la marcha intentando encontrar su propio destino.

Y muy especialmente dedicamos esta edición a aquellos que, obligados por causas políticas, religiosas, sociales o económicas, han debido dejar su tierra. Para ellas y para ellos nuestro abrazo fraterno.

NEWSLETTER
Suscribite y recibí las mejores ofertas y beneficios.